martes, 17 de enero de 2017

Torre de Lascuta



En el termino municipal de Alcalá de los Gazules, en lo alto del cerro del Esparragal emergen los restos de una vieja atalaya de piedra, único vestigio del asentamiento de la ciudad romana de Lascuta, una importante fundación de origen fenicio y romano que tuvo un notable desarrollo durante la época visigoda.

En la cumbre de la colina aparecen los restos de una vieja atalaya de doce metros, levantada en el siglo II a.C. sobre un primitivo asentamiento ocupado desde el Calcolìtico, cuya única evidencia arqueológica es la propia situación del terreno y sus condiciones naturales que ofrecen defensa. Se trata del único vestigio de Lascuta, la ciudad de origen romano que tuvo continuación en la Alta Edad Media con asentamiento visigodo.