martes, 9 de febrero de 2016

THEATRVM BALBI



El THEATVM BALBI o Teatro Romano de Cádiz se construyó en el siglo I a.C., por encargo de Lucio Cornelio Balbo 'El Menor' como parte del urbanismo de la nueva ciudad romana. Fue abandonado en las postrimerías del siglo III y sobre sus restos se asentó durante las siguientes centurias el núcleo de la ciudad medieval, conocido actualmente como barrio de El Pópulo.

Se descubrió en el año 1980 en unas excavaciones arqueológicas destinadas a localizar el Castillo de la Villa. Hasta entonces sólo se habían visto algunas de sus galerías interiores sin identificar a que edificio pertenecían.





Actualmente, cuenta con un centro de interpretación al que se accede desde la Calle Mesón, 11-13 (Barrio de El Pópulo), en el que se pueden observar mediante pozos excavados en el suelo distintas zonas del teatro, como el escenario, la orchestra o las gradas de la proedria. 






Además, el centro ofrece al visitante la posibilidad de ver la cavea del teatro a través de grandes ventanales, conocer su historia por medio de paneles informativos, restos arqueológicos y un audiovisual en el que se muestra cómo era este edificio.





Próximamente se abrirá al público la galería del teatro. Desde 1.980 hasta ahora se han ido sucediendo las actuaciones de recuperación del Teatro Romano de Gades.




Aunque en Cádiz ya se celebraban espectáculos teatrales con anterioridad, no fue hasta el ultimo cuarto del siglo I a.C. cuando se planificó la construcción de un edificio estable, en piedra, destinado a tales fines.

El teatro se construyó in montibus, aprovechando la pendiente del terreno para apoyar el graderío, aunque modificandola según las necesidades. Arquitectónicamente el edificio destaca por sus dimensiones, pues los 120 metros de diámetro -400 pedes- que abarca su planta semicircular, permite equipararlo con los teatros mas grandes de occidente, siendo el segundo mayor de Hispania despues del de la capital de Provincia Baetica. Su capacidad puede estimarse en torno a los 10.000 espectadores.

Asimismo, el edificio se caracteriza por contar con una galería anular abovedada que discurre por debajo de las gradas. La función de este nivel de circulación interno, conservado a lo largo de mas de 75 metros, era proporcionar al rango de los caballeros -el ordo equestre- un acceso exclusivo a sus asientos en la ima cavea, manifestando así la fuerte distincion social existente en el mundo romano -discrimina ordinum-..




El Teatro de Cádiz tiene ciertas características, que lo diferencian del resto de teatros romanos hallados hasta la fecha, como son:

  1. Es el segundo teatro más grande de la Hispania romana, superado sólo por el de Córdoba por escasos metros. El diámetro de la cavea del teatro romano de Cádiz es de unos 120 metros, y su aforo sería alrededor de unos 20.000 espectadores, bastantes si tenemos en cuenta que su población rondaría los 50.000 habitantes.
  2. Es el teatro más antiguo entre los conocidos hasta ahora de la Península. De hecho, es el segundo teatro más antiguo de todo el Imperio Romano, por detrás tan sólo del construido por Pompeyo en Roma.
  3. Es de los pocos edificios públicos de la Hispania Romana a los cuales personajes tan relevantes como Cicerón o el historiador griego Estrabón lo mencionan en sus obras. En una carta de Asinio Polión, entonces gobernador de la Bética, a Cicerón se dice que Balbo, el menor, fundador de la Neápolis, la ciudad nueva representó en el teatro de Gades una obra escrita por el mismo, que recordaba su colaboración con Julio César y que en este mismo teatro hizo de una vez las elecciones de dos años, reservó catorce gradas de asientos a los caballeros gaditanos, premió a un actor con el anillo de los caballeros y a otro actor lo mandó ejecutar por ser muy feo.













LA CAVEA

Se denomina cavea al graderio concentrico de asientos ocupados por los espectadores del teatro. Se organiza horizontalmente en tres sectores o maeniana, denominada ima, media o summa cavea conforme al sentido ascendente de la pendiente. Cada uno se divide a su vez en cunei, sectores triangulares separados entre si por las escaleras radiales -scalariae- y pasillos -praecinctiones- que permiten el acceso a los asientos -gradus- que eran sillares de piedra. Actualmente solo se conservan en las dos primeras filas, pues abandonado el teatro la piedra debió de emplearse en otras construcciones de la ciudad.









El Centro de Interpretación del Teatro Romano se organiza mediante una serie de maquetas, imágenes, planos, material arqueológico y otros elementos a lo largo de cinco salas, muestra las singularidades del Teatro Romano de Cádiz, la génesis histórica de su construcción, las similitudes y diferencias con otros teatros romanos conocidos, el análisis de las diferentes partes que lo constituyen, las particularidades de su decoración arquitectónica, los materiales empleados en su construcción, etcétera.




La infraestructura ofrece una visión completa del yacimiento y del contexto histórico de este teatro que, construido en el siglo I a.C, es el más antiguo y el segundo más grande de los edificios de este tipo conservados en España.




Las maquetas que ilustran con fidelidad tanto el estado actual conocido del sector del teatro excavado como la restitución de las partes desaparecidas o aún pendientes de excavar, pero susceptibles de ser interpretadas según las investigaciones realizadas y los datos científicamente contrastados.




El recorrido expositivo concluye con la proyección de un didáctico audiovisual destinado a todo tipo de público, que junto a la información resumida del teatro ofrece una recreación virtual del edificio tal como fue en sus orígenes, así como su funcionalidad, su papel dentro de la ciudad romana, sus artífices y, en definitiva, su importancia en el contexto de una ciudad de más de dos mil años de antigüedad.




La zona más monumental  del conjunto, la escena y el pórtico que se abría tras ella, no han sido excavadas y sus ruinas permanecen ocultas bajo el barrio de El Pópulo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario