jueves, 12 de febrero de 2015

Monumento Natural Peña de Arcos.





La Peña de Arcos es una formación geológica originada por el río Guadalete, que al discurrir por una zona caliza lleva a cabo una acción de erosión que da lugar al modelado de varios meandros y dos tajos de gran envergadura. 

Debido a sus proporciones y a la peculiar forma que presenta, la Peña constituye un elemento muy relevante dentro del paisaje de la campiña gaditana. Asimismo, tiene un gran valor ecológico al albergar numerosas especies de aves. Se puede considerar un trabajo ‘artístico’ de la erosión ejecutado por el río y el viento.






La Peña de Arcos tiene una longitud de algo mas de kilómetro y medio y una vertical máxima de 100 metros de altura. Se desarrolla desde las faldas del Castillo Ducal hasta las murallas del barrio del Cómpeta. En Arcos se le conoce por la "Peña Nueva" e históricamente se le menciona como la "Peña de Berlanga".








Asomando sobre el talud de la Peña se erigen los monumentos históricos mas relevantes de Arcos de la Frontera: el Castillo, la Basílica Menor de Santa María de la Asunción, la Iglesia de San Pedro y la Iglesia de San Agustín.









La Peña de Arcos esta declarada Monumento Natural de Andalucía, el emblemático macizo calizo es considerado “figura de protección prevista en la legislación andaluza de espacios naturales protegidos para elementos ecológicos o paisajísticos que presentan valores singulares, como cuevas, peñas, dunas, árboles centenarios, islotes, bosquetes o formaciones geológicas, entre otros”.







La declaración de monumento natural exige buenas condiciones de conservación, homogeneidad, prioridad de uso público, reconocimiento ciudadano y corresponsabilidad de los agentes interesados en su protección.




No hay comentarios:

Publicar un comentario