martes, 12 de enero de 2016

Jardínes del Palacio de los Ribera en Bornos



Los Jardines del  Palacio de los Ribera en Bornos  se encuentran anexos al primitivo castillo, denominado de Fontanar, y fueron mandados construir en el siglo XVI por Fadrique Enríquez de Ribera, primer Marqués de Tarifa, a la sazón Señor de la Villa de Bornos.


Entrada principal al Jardín Histórico.




Los Jardines renacentistas del Palacio de los Ribera están declarados Jardín Histórico de Interés Cultural e inspirados en el de Belvedere de Bramante situado en El Vaticano.

Un jardín histórico es el espacio delimitado, producto de la ordenación por el hombre de elementos naturales, a veces complementando con estructuras de fábrica, y estimado de interés en función de su origen o pasado histórico o de sus valores estéticos, sensoriales o botánicos, que por su interés y valor gozan de una protección jurídica específica recogida en la Ley 16/1985, del 25 de junio de 1985, del Patrimonio Histórico Español para su preservación, enriquecimiento y exhibición.

Estos jardines son, según definición de dicha Ley, Bienes de interés Cultural y gozan, por tanto, de especiales figuras de protección y especiales restricciones respecto a las actuaciones que pueden realizarse en ellas.















Jardín en forma de L, dividido en dos partes con un camino central en cada brazo que se remata en elementos arquitectónicos. Fueron diseñados por el jardinero italiano Salvador Sepadano y están decorados con albercas, grutescos, fuentes y una gama de plantas que abarca desde el mirto a la mejorana, pasando por el boj, el ciprés y el naranjo.













En este vergel, el agua es un elemento decorativo mas y se conserva una alberca del Jardín Secreto del Palacio Ducal, en la que, según la leyenda, se bañaba la Señora del Castillo para limpiar su cuerpo antes de limpiar su alma con Dios.

En una de los extremos se haya una Logia, un imafronte pompeyano, el único en Andalucía, con hornacinas que en su día fueron decoradas con estatuas de motivos mitológicos.














Caminos secundarios acceden hacia el central desde los lados, formando parterres geométricos. Un tercer nivel del jardín, ya perdido, es accesible mediante una escalera flanqueada por una acequia. 

Dos espacios ambientes quedan reflejados en este jardín. Por un lado, el que conforma la avenida principal en eje con el ingreso del parque con una masa vegetal muy tupida, y por otro, la zona del jardín más recoleta que termina en la logia que  linda con el palacio. 




















No hay comentarios:

Publicar un comentario